LOS INICIOS DE LAS FOSAS SÉPTICAS

Las fosas sépticas son unos tanques prefabricados que realizan el tratamiento básico de aguas residuales permitiendo la  sedimentación y eliminación de flotantes, y actuando como digestores anaerobios. De que estas fosas sépticas estén siempre en buen estado y funcionen correctamente se encargan los profesionales de desatascos como nosotros.

Las primeras fosas sépticas surgieron en los años sesenta, y pronto se convirtieron en imprescindibles para muchos lugares rurales, casas de campo, granjas, y todas aquellas viviendas alejadas de las redes de alcantarillados oficiales. Y hoy en día siguen siendo imprescindibles por todo el mundo.

¿Qué elementos componen una fosa séptica?

Las fosas sépticas cuentan con un tanque séptico, en el que se sedimentan todo tipo de lodos y donde se produce la acción de las bacterias anaerobias para estabilizar la materia orgánica, y con un campo de oxidación en el que el agua se oxida, y se va filtrando por el suelo hasta su eliminación. Además, es imprescindible que cuenten con un tubo de ventilación, y con un espacio con tapa para su vaciado y tareas de inspección.

¿Qué tipos de fosas sépticas podemos encontrar?

Los tipos de fosas sépticas que podemos encontrar son tres, las fosas sépticas de concreto, que suelen ser las más comunes, las fosas de polietileno, ideales para lugares de difícil acceso, ya que son muy livianas, por ser de una sola unidad, además podemos encontrarlas en el mercado con varias formas y tamaños, por lo que podremos elegir la que más se adapte a nuestras necesidades, y por último las fosas de fibra de vidrio, que son las más usadas actualmente.

¿Con qué materiales están fabricadas?

Como hemos indicado antes en los tipos de fosas sépticas que podemos encontrar, los materiales utilizados para estas fosas sépticas son muy variados, como de fibra de vidrio, acero, madera, etc,. Lo que es imprescindible es que sean materiales resistentes e impermeables, para que no se pueda producir ninguna fuga, ya que podría ser muy perjudicial para las personas y para el medio ambiente.

Contacte con nosotros si necesita saber más sobre las foses sépticas y su instalación.

LAS IDEAS MENOS ADECUADAS PARA DESTASCAR TUBERÍAS

¿Quieres desatascar tú mismo las tuberías? Nos gusta el “hazlo tú mismo”, pero con unos límites, no siempre se puede, y en algunos casos, como en este, lo mejor es contar con la ayuda de un buen profesional, y dejarnos de complicaciones.

Os contamos las formas menos efectivas para desatascar tú mismo las tuberías de tu hogar, para que no caigáis en este error, y contactéis cuanto antes con un profesional de desatascos como nosotros.

Todos hemos escuchado alguna vez eso de usar un alambre o algo parecido, en forma de gancho, para desatascar las tuberías. La técnica usada es introducirla por el desagüe y tirar de ella hacia arriba para conseguir sacar los desechos que obstaculizan el paso normal del agua por la tubería. Lo cierto es que es una técnica bastante rudimentaria, y con pocos casos de aciertos que hayan solucionado el problema.

O la técnica realizada con un líquido de lavavajillas, con la que hay que tener cuidado, ya que puede resultar peligrosa. En teoría hay que echar medio cazo de este líquido en la tubería, a continuación se pone agua a calentar, y cuando esté hirviendo, se echa en la tubería también. Lo cierto es que puedes intentarlo, pero comprobarás que el resultado no será el esperado, y habrás perdido un precioso tiempo.

Otras de las soluciones que escuchamos a menudo, porque los clientes nos preguntan por su fiabilidad, es la técnica realizada con un aspirador industrial. Se trata de aspirar los desechos que pueda haber en la tubería, pero suena un poco surrealista, y funcionar, no funciona.

Si estabas pensando en intentar alguna de estas técnicas para desatascar tus tuberías, te recomendamos que llames a profesionales de desatascos como nosotros. Te informaremos sin ningún compromiso de todo lo que necesites saber, y solucionaremos tu problema de forma rápida y profesional.

¡Los trucos para desatascar rara vez funcionan!

LOS DISTINTOS TIPOS DE ATASCOS

¿Conoces los distintos tipos de atascos? Nuestro equipo de profesionales en desatascos te sacarán de dudas, para ayudarte a determina cuál es tu problema. Los atascos nos dan cantidad de problemas en nuestra vida diaria, y es necesario solucionarlos a tiempo. Afectan a tu domicilio, local comercial, empresa o comunidad de vecinos, y es necesario conocerlos para poder contar con la ayuda de un profesional de desatascos.

Como profesionales del sector de desatascos, conocemos bien los distintos tipos de atascos más comunes que se dan a diario, y los vamos a dividir en dos grupos. Por un lado dependiendo del lugar en el que se producen, y por otro, dependiendo de la gravedad que conlleven.

Los lugares más propicios para los atascos son, sin duda, los fregaderos de la cocina, el lavabo del baño, la ducha y el wáter, y su causa es el mal uso que solemos darles sin darnos ni cuenta. Exceso de pelos que dejamos caer por las tuberías, desechos que no deberían ser tirados por el wáter, y restos de comida que se nos escapan por el fregadero.

Por otro lado, vamos a hablar del nivel de gravedad. Si se trata tan solo de un atasco de primer grado, es decir, que notemos que nuestras tuberías no funcionan como deberían, pero sin ninguna gravedad, como por ejemplo que notemos que el agua corre más despacio de lo habitual o que notamos que hay malos olores, en este caso la solución es fácil y rápida, echar agua cliente, productos especializados para desatascos, siempre que no sean muy agresivos, o recurrir al tradicional desatascador de ventosa de toda la vida.

Si el atasco ya fuese más grave, lo cual notaríamos en seguida, ya que el funcionamiento de nuestras tuberías sería nulo o casi nulo, agua estancada,…te recomendamos que te pongas en contacto con un profesional del sector de desatascos como nosotros de inmediato, solo técnicos especializados podrán solucionar tu problema de forma eficaz, rápida, y con las herramientas adecuadas. ¡Contacta de inmediato!

La manera correcta de limpiar un bote sifónico

De toparte con atascos o mal olor, es más que seguro que debas realizar una limpieza en el bote sifónico. Este se trata de un elemento demasiado fundamental dentro de la fontanería de su casa, por lo que debe prestarle demasiada atención.

Estos son de colocarse individualmente en pilas a la salida de la cocina o del baño para evitar que se disipen malos olores desde las tuberías, por los desagües. Allí, el bote sifónico elimina en gran parte dichos elementos individuales, los cuales reúne en un punto por donde se exterioriza a través de la bajante general de la vivienda.

De dicha manera, en un único bote, se conectan la pila, el váter, el bidé, la bañera, entre otros.

En cierta parte, puede confirmarse que el bote sifónico trata del eje fundamental del hogar. Mediante este, se producen algunas obstrucciones y demás olores nefastos, los cuales son importantes que se desatasquen de pelos y desechos.

Resulta bastante fácil limpiar un bote sifónico. A su vez, puede evitar conflictos serios a futuro.

¿En dónde se ubica el bote sifónico?

La placa redonda y metálica que se encuentra en el suelo de la cocina o baño, es la cobertura del bote sifónico. ¿Cómo se puede acceder allí? ¿Resulta bastante fácil?

Primero, se debe desmontar dicha placa metálica hacia un lado. Por lo general, suele encontrarse fijado con un simple tornillo, el cual se puede quitar con tan solo el uso de un destornillador.

Ante ello, es bueno tener a mano bayetas o, por lo menos, una fregona, ya que si el bote tiene problemas de atasco, al liberar el embellecedor y la tapa de plástico que lo recubre, puede que termine desbordando un poco de agua en el piso. No es para nada grave.

En medida de los diferentes elementos de agua a los que se encuentra conectado para poder desaguar, el referido bote tendrá cierta cantidad de entradas, junto a una de evacuación. En cuanto a su funcionamiento, el agua primero se dirige hacia los distintos sanitarios presentes y se va acumulando hasta que sus entradas se encuentren totalmente sumergidas. De ese modo, se da cierre de posibles olores, desde lo que es la bajante hasta el baño.

De darse la circulación de los residuos en el agua, se quedan en el bote y el atasco se vuelve inminente.

Para dar con la solución, debe de limpiar el bote. Para ello, debe contar con guantes de plástico para protegerse de la suciedad. Después, tiene que poner cada elemento en su lugar y posteriormente abrir el grifo para poder comprobar que la limpieza haya sido bien hecha.

De estar todo hecho a la perfección, los desagües funcionarán con total normalidad y el agua correrá sin problema alguno. Ahora bien, si persiste, se tendrá que contactar con un profesional para que dé una solución de lo más adecuada.