La manera correcta de limpiar un bote sifónico

De toparte con atascos o mal olor, es más que seguro que debas realizar una limpieza en el bote sifónico. Este se trata de un elemento demasiado fundamental dentro de la fontanería de su casa, por lo que debe prestarle demasiada atención.

Estos son de colocarse individualmente en pilas a la salida de la cocina o del baño para evitar que se disipen malos olores desde las tuberías, por los desagües. Allí, el bote sifónico elimina en gran parte dichos elementos individuales, los cuales reúne en un punto por donde se exterioriza a través de la bajante general de la vivienda.

De dicha manera, en un único bote, se conectan la pila, el váter, el bidé, la bañera, entre otros.

En cierta parte, puede confirmarse que el bote sifónico trata del eje fundamental del hogar. Mediante este, se producen algunas obstrucciones y demás olores nefastos, los cuales son importantes que se desatasquen de pelos y desechos.

Resulta bastante fácil limpiar un bote sifónico. A su vez, puede evitar conflictos serios a futuro.

¿En dónde se ubica el bote sifónico?

La placa redonda y metálica que se encuentra en el suelo de la cocina o baño, es la cobertura del bote sifónico. ¿Cómo se puede acceder allí? ¿Resulta bastante fácil?

Primero, se debe desmontar dicha placa metálica hacia un lado. Por lo general, suele encontrarse fijado con un simple tornillo, el cual se puede quitar con tan solo el uso de un destornillador.

Ante ello, es bueno tener a mano bayetas o, por lo menos, una fregona, ya que si el bote tiene problemas de atasco, al liberar el embellecedor y la tapa de plástico que lo recubre, puede que termine desbordando un poco de agua en el piso. No es para nada grave.

En medida de los diferentes elementos de agua a los que se encuentra conectado para poder desaguar, el referido bote tendrá cierta cantidad de entradas, junto a una de evacuación. En cuanto a su funcionamiento, el agua primero se dirige hacia los distintos sanitarios presentes y se va acumulando hasta que sus entradas se encuentren totalmente sumergidas. De ese modo, se da cierre de posibles olores, desde lo que es la bajante hasta el baño.

De darse la circulación de los residuos en el agua, se quedan en el bote y el atasco se vuelve inminente.

Para dar con la solución, debe de limpiar el bote. Para ello, debe contar con guantes de plástico para protegerse de la suciedad. Después, tiene que poner cada elemento en su lugar y posteriormente abrir el grifo para poder comprobar que la limpieza haya sido bien hecha.

De estar todo hecho a la perfección, los desagües funcionarán con total normalidad y el agua correrá sin problema alguno. Ahora bien, si persiste, se tendrá que contactar con un profesional para que dé una solución de lo más adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *